Solo han pasado algunas semanas pero he notado un gran cambio en me estado de pensar y la manera en que actúo

Mi nombre es Pablo y he seguido sus enseñanzas por casi 2 años. Desde la primera leída, he disfrutado lo que leí y empezado ponerlo en práctica. Coaching me ha dado la educación financiera que me va ayuda mucho.

Solo han pasado algunas semanas pero he notado un gran cambio en me estado de pensar y la manera en que actúo. Ahora entiendo como tan importante es ser educado financieramente y como tan malo traté las cosas anteriormente. Esto he notado porque antes, me faltaba crecimiento y sólo era yo un auto-empleado que creía trabajar mucho y tener menos tiempo era algo bueno.

Mi plan ya empieza realizarse con el triángulo N-I y he empezado los proyectos de mi sitio de web y el sistema de negocio. También he iniciado pagar algunas deudas que ni me di cuenta me quitaba bastante dinero.

También he empezado a guardar el dinero, aunque sea poquito. Pero la cosa mayor que he aprendido es la importancia de dar y que todo se regresa. Lo he probado tiempo tras tiempo y mi corazón me ha llenado mucho.

Un día, me miré por el espejo y me pregunté, “¿Qué hago con mi vida?” Me di cuenta que la despreciaba y que no tenía tiempo de ver a mi propia familia. Es cuando decidí a poner en práctica todo lo que había aprendido.

Veo como antes era y ahora entiendo como la gente piensa que la única manera de generar el dinero es por el trabajo duro.

El cambio no ha sido fácil. Cada día, lucho contra el miedo y las ideas que antes tenía para que la forma de pensar del inversor y del dueño de negocio puede empezar a trabajar. Algunas días don más fáciles que otros pero no pierdo el enfoque y sigo adelante.

Además, las cosas son mucho más fáciles con mi grupo de compañeros de trabajo y mis asesores que me guían hacer mis cosas. Todo lo que he aprendido de usted me ayuda perseverar y mejorar mi vida aunque aún no puedo decir que he salido de la carrera de las ratas. Le agradezco con todo mi corazón por compartir sus libros y ayudar a la gente llegar a ser educados financieramente.

— Pablo L., Ecuador

« Regreso al Indice